miércoles, 3 de noviembre de 2010

El Niño Invisible



Serás invisible
Dijo el Dios de los mortales
Y lo escupió de costado
Más allá de sus portales

Desde los vastos confines
El niño voló su vuelo
Cayó de culo en el barro
A metros el Riachuelo

Sin entender su destino
Vagó entre la niebla oscura
Ni senderos ni caminos
Ni luces desde la altura

Vistió su cuerpo de harapos
Hallados en basurales
A su abrigo imaginario
Castigaban vientos reales

Mitigó la furia extrema
De sus entrañas vacías
Con pastiches que el ignoto
Quitaba de sus encías

Al final de un derrotero
Tras recorrer mil barriadas
Lo conmovió con sus moles
La ciudad abigarrada

Marquesinas refulgentes
Multitudes ajetreadas
Maquinarias fabulosas
En la ciudad apurada

Abrazó a desconocidos
Vociferó su historial
Y agradeció haber hallado
El final para su mal

Equivocada inocencia
La del niño de la calle
Creer que el vulgar cristiano
Desde la cumbre ve el valle

Y en el vórtice absoluto
De la esquina más sensible
Asimiló la condena
De ver y ser invisible

Hundida en los recovecos
De la ciudad fabulosa
Como basura invisible
Media humanidad reposa

Y pasaron los inviernos
En su afán de sucederse
Y le curtieron el cuero
Y le vaciaron la mente

El niño cruza la calle
Con pericia y bamboleo
Mientras aspira ignorante
Una bolsa con veneno

La llovizna persistente
Lo hiela sin que lo sienta
Lleva unos trapos mugrosos
Para abrigarse la siesta

Hace un bollo con su trapo
Para cubrirse del viento
Y estira la mano flaca
Mendigando su sustento

Caen monedas en la palma
Que busca sin darse cuenta
Un cobijo para el alma
Una madre en la tormenta

3 comentarios:

  1. Cristian. se me puso la carne de gallina. Ese final, una madre en la tormenta. Cuantas veces los vemos, cuantas veces, a los niños invisibles...

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias Paula! Gracias por ver, gracias por sentir.

    ResponderEliminar
  3. Ups!cuánto has escrito desde la última vez que te leí,creo que fue "El Bache",hermoso cuento!...Ahora retomé las poesías,pero tuve que abrir un blogg nuevo,aunque he logrado recuperar lo que tenía,había olvidado la contraseña jajajaja!!! la verdad estuve mal!Esta poesía,fuerte! esa es la palabra,"Fuerte",nos pinta la realidad de forma descarnada y duele,cómo duele!!!Ya voy a pasar a leer los cuentos nuevos,pero hay tantos que no se por dónde empezar!
    Cariños,Cristian y espero que estés bien!!!! Abrazo!

    ResponderEliminar