domingo, 4 de abril de 2010

Concierto en Alta Mar

Ella la bella
embarca la barca
zarpa con su arpa
parte con su arte
la marea la marea
y con cierto desconcieto
da un concierto cierto
con algún acierto
desde los confines
define delfines
y desfila en fila
una sola anguila
las notas que brotan
ya desde la borda
escapan cual hordas
salvajes confusas
de semicorcheas
corcheas y fusas
insulto reñido
con toda moral
desde su escondrijo
le espeta un coral
callen a la niña
gritan y se apiñan
callen a la bella
que nos hace mella
que se parta el arpa
le grita la carpa
que se parta el arpa
o que parta la niña
o bien parta el arpa
y la niña se parta
ajena a los hechos
que a todo enajena
la niña se afana
les toca con ganas
aprieta los ojos
retuerce las sienes
y mece su cuerpo
con unos vaivenes
Hartada la fauna
de tanto estoicismo
llamaron al pulpo
que habita el abismo
el bicho gigante
lento se aproxima
tapaban sus oidos
un par de sardinas
la asió de un zarpazo
a la altura del vientre
daba zapatazos
la niña gimiente
Por un orificio
baboso y sombrío
se perdió la niña
su canto y su brío.
Y tuvo aquel pulpo
gran descompostura
expelió a la hora
arpa y partitura
Dicen que la niña
en tren de venganza
le llenó la panza
de pasos de danza

No hay comentarios:

Publicar un comentario